El regalo más personal

3/15/2017

De un tiempo a esta parte he empezado a asistir con mi hijo a cumpleaños infantiles. Creo recordar que cuando yo era pequeña no había tantos, pero quizá es sólo una percepción. Con tanta invitación, el tema de los regalos se convierte en una renta. Muchas veces, las madres se ponen de acuerdo para hacer un regalo conjunto, que es una opción genial para disfrutar de un regalo que de otra forma no sería posible y, además, ahorra espacio en casa. Alguna vez por falta de tiempo, me he apuntado. Sin embargo, y aunque considero esta opción una estupenda alternativa, los regalos que lleva mi hijo los suelo hacer yo.

Corona de Elsa que regalo a las amiguitas de mi hijo pequeño.


Hay veces en las que la gente me pregunta cómo lo hago, de dónde saco el tiempo, cómo se me ocurren tantas ideas. La respuesta es fácil y única: me gusta hacerlo. Cuando algo te gusta encuentras la manera de dedicarle tiempo. Puede ser quitando horas de sueño o dejando de hacer cosas en casa. Cualquier excusa es buena, sólo tienes que encontrar tu favorita.

Al principio empecé haciendo sólo regalos para las niñas porque eran las que más nos invitaban. Más tarde desarrollé un regalo más masculino. Si puedo, me gusta ser imparcial en temas de género, aunque también hay que reconocer que hay ciertas cosas que no van a colar. Empecé regalando una corona de Elsa o Reina del Hielo para las niñas: una diadema con una puntilla de ganchillo hecha a mano, con strass incrustado de tres colores y una larga trenza que sale desde detrás de la diadema. También diseñé una corona de Ana, o princesa de hielo, aunque esa sólo la hice una vez para un regalo doble.

Corona de Elsa Reina del Hielo hecha con lana y piedras brillantes


Más tarde estuve pensando en un regalo para los niños. Decidí tirarme a la piscina y empecé a regalar jetpacks (o mochilas voladoras) acompañadas por un gorro de piloto. Desde que empecé he hecho varios modelos, según los materiales y según el estado de ánimo. Lleva varias horas hacerlas y una no siempre está igual de predispuesta. Pero la verdad es que viendo la cara de los niños y las niñas, que ya esperan el regalo de mi hijo porque saben que es algo especial, lo merece.

Hace poco, una madre invitada en un cumpleaños vio la mochila y me dijo "¡Qué bonita! ¡Si parece un regalo bueno y todo!". Me dio un poco la risa. Entendí lo que quería decir y supuse que cuando se dio cuenta de cómo había salido de su boca, quiso que la tierra se la tragara. La verdad es que no conozco a nadie más que regale cosas hechas a mano, pero el feedback es siempre muy positivo, las mamás están encantadas y los cumpleañeros y cumpleañeras siempre muy contentos.


Jetpack o mochila voladora hecha a mano para regalar a niños


Sobre todo según qué ambientes, es delicado hacer regalos así. Yo siempre me preocupo de preguntar primero, porque entiendo que no a todo el mundo le gusta. También hay gente que no valora las horas que puedes pasar dedicándoles tiempo, pero afortunadamente, son las menos.

Ahora me gustaría preguntarte una cosa, a ti que estás leyendo: ¿te gustaría poder comprar alguno de estos productos 100% hechos a mano? ¿Y cuánto estarías dispuesta/o a pagar por ellos? El éxito que tienen entre los niños es indiscutible para mí. También he comprobado que son productos duraderos, casi incombustibles. Pero me queda la duda de saber si alguien lo compraría de no ser un regalo. Deja tu respuesta en los comentarios si te apetece. 

¡Gracias!

You Might Also Like

0 comentarios

Like us on Facebook

Flickr Images

Subscribe